DeFrutos ya tiene un grupo de adultos que han decidido iniciarse en la práctica del judo.

Todos los martes y jueves de 20 a 21 horas se dan cita para disfrutar las clases de acondicionamiento físico saludable, a la vez que aprenden las bases del judo.

El éxito radica en unas clases especialmente diseñadas para personas de diferentes características con el fin de mejorar aspectos como la coordinación, agilidad, fuerza, y resistencia cardiovascular esencialmente.

Día a día se ve cómo los participantes se sienten más cómodos sobre la superficie del tatami, y los progresos físicos y técnicos son palpables.

A buen seguro, las actividades de la vida cotidiana resultarán cada vez más fáciles para este grupo de alumnos que en un período de 3 años podrían aspirar al cinturón negro de judo, si así lo desean.

Lo que es indudable es el buen ambiente que se respira en el grupo, que está abierto a cualquier otro que desee hacer deporte e incrementar sus niveles de bienestar físico y psicológico.

Jigoro Cano creó el judo como método de educación física, con el fin de contribuir en la formación integral de las personas.

Entrevista a Patri y José, padres e hijos judokas

-Patri: Fue un poco por casualidad. Habíamos pensado en apuntar a Gonzalo a Judo porque estábamos muy preocupados por todas las noticias que se oyen sobre el acoso escolar y queríamos que Gonzalo supiese defenderse.

Cuando fuimos a informarnos a Ozone, nos dieron un vale de 2 clases de prueba, pero cuando llego el día de empezar, el profesor de Judo nos dijo que era mejor esperar un año más hasta que tuviera 5 años (en esos días yo estaba pensando en apuntarme a clases de defensa personal o algo similar, no lo tenía muy claro) fue entonces cuando les pregunte si el vale de 2 clases lo podía usar yo, fue como una señal, además podía vivir de primera mano lo que mi hijo iba a aprender y sentir, y me daba la oportunidad de tener algo en común con él, fuera de la familia.

-José: El motivo por el que me animé fue ver a Patri que venia super motivada y muy contenta. Me contaba lo que hacían, me entró la curiosidad y decidí apuntarme.

Patri y José: Para nosotros no nos marcamos ningún objetivo, estamos disfrutando del Judo día a día y nos gusta sentir que aprendemos y progresamos.

En cuanto a Gonzalo, un poco de lo mismo, queremos que lo disfrute. Lo que si nos gustaría es que llegará a interiorizar todos los valores que el Judo le puede aportar: Respeto, Esfuerzo, Compañerismo

Patri y José: Si, por supuesto, de las técnicas que practicamos, de los compañeros, de las actividades que realizamos…
Patri: Si, lo saben todos mis compañeros más directos. Al principio les llamo la atención el hecho que una mujer adulta fuera a Judo solo con hombres, además sabían que yo no había hecho ejercicio desde el instituto…pero me apoyan y me dan mucho ánimo para que continúe, de hecho tengo a un par de compañeras medio convencidas para que prueben, pero entre la familia y las obligaciones, al final nunca pueden.

José: Si, los saben varios, les parece bien.

Patri y José: Nos gusta mucho la metodología, es uno de los motivos de que sigamos, siempre son clases divertidas, productivas y diferentes. Además desde el principio nos hicisteis sentir como en casa.
José: Para Junio ¿no? Jejejeje

Patri: Como hemos dicho, queremos disfrutar día a día sin más objetivo que el sentir que progresamos y mejoramos.

Patri y José: Si, ya lo hemos hecho aunque aún no ha dado sus frutos. Lo recomendamos por ser un deporte muy completo, no solo a nivel físico sino también mental. Además los valores que aporta nos enriquece como personas.

Testimonios

Me apunté a hacer judo por un cúmulo de circunstancias, es decir, un cúmulo de colesterol, de triglicéridos, glucosa, etc… además de otro cúmulo de kilos y dolores variados por todo el cuerpo que yo atribuyo a los más de 25 años de inactividad física”. Hasta ahora, no podía correr… Mi forma física era un tanto lamentable. Ahora, a nivel físico el cambio es muy notorio, he bajado de peso (7 kilos la última vez que me pesé), corro y antes tenía dificultades para cruzar a la carrera una calle por el paso de peatones.

E